Chistes Muy Buenos

Compartir  1  1

pepito estaba en una escuela, en donde al salir siempre la mama lo iva a buscar pues vivian demasiado lejos.
Un dia la mamá no lo fue a buscar y la maestra al ver a pepito solo y sin poderse ir; decide llevarselo a su casa.
a la hora de dormir pepito le dice a la maestra que para poderse dormir el metía un dedo en el ombligo de la mama, la maestra no tuvo mas remedio que aceptar que pepito le metiera el dedito en el ombligo.

pasan las horas y a la media noche se despierta la maestra asustada:

-PEPITO, pEEPITO¡¡¡¡¡ese no es mi ombligo

pepito: ese tampoco es mi dedo¡¡¡¡

Por Javyl- Six

  1. Anónimo · 7 noviembre 2014

    se estaban f****ndo a la maestra XD